Cómo aprender inglés desde casa y por tu cuenta

Aprender inglés suele ser uno de los primeros propósitos de año nuevo que mucha apunta en su lista. Sin embargo, dificilmente esto termina lográndose (al igual que muchos otros de los propósitos de la lista). Esto es así, porque solemos creer que aprender inglés es algo que se puede lograr en muy poco tiempo y con relativa facilidad, pero hay que ser sinceros, aprender inglés puede resultar bastante difícil y más aún si no logras organizarte bien.

Si tienes ya la decisión tomada de aprender inglés y no quieres dejar tu objetivo para apuntarlo una vez más en los propósitos del siguiente año nuevo, Tienes que leer este artículo con mucha atención porque aquí encontrarás muchas de las claves que te permitirán aprender con la mejor estrategia que existe: la tuya propia.

Aprender un segundo idioma no es una tarea fácil, pero las metas que realmente importantan nunca lo son y si pones de tu parte para aprender el idioma inglés, puedes tener la seguridad de que tu esfuerzo se verá bien recompensado cuando finalmente logres entender y desarrollar una conversación en inglés. Vamos allá.

1. La mejor estrategia para aprender inglés

Disponer de una buena estrategia en la que logres sacarle provecho a cada uno de los recursos con los que cuentas, te mantengas motivado a lo largo del camino y administres muy el tiempo para estudiar y poner en práctica lo aprendido.

Por eso, ninguna estrategia que puedas encontrar en internet o en una academia, será mejor que una estrategia personalizada e ideada de acuerdo a tus necesidades. Piensa que nadie conoce con exactitud tu disponibilidad de tiempo, la cantidad de dinero que puedes invertir, cómo puedes practicar lo aprendido e incluso qué métodos puedes utilizar para aprender vocabulario o practicar la gramática.

Por eso, en este artículo verás una serie de ideas que podrás implementar para idear la mejor estrategia para que finalmente cumplas el objetivo de aprender inglés de una vez por todas

2. Disponer de una buena planificación es la mejor manera de asegurarte de aprender inglés de una vez por todas.

Establecer una planificación clara en la que definas con exactitud el tiempo que le dedicarás a estudiar, el periodo de tiempo en el que esperas lograrlo y cómo usarás con exactitud el tiempo del que dispones, es sin duda una cosa en la que deberás pensar antes de lanzarte a deborar textos e intentar aprender inglés.

Debes tener muy claro que aprender inglés no es una meta que vayas a alcanzar fácilmente, requiere de mucha dedicación y constancia, no pienses que aprendiendo 10 palabras a la semana te convertirás en bilingüe al cabo de unos meses, si eso es lo que piensas, ve olvidándote de ello… esto debes saberlo porque es algo que deberás tener en cuenta al momento de planificar, la concienciación es el factor más importante.

En la planificación deberás definir la periodicidad con la que aprenderás, los recursos que necesitarás y tanto la forma y los momentos que utilizarás cada uno de ellos.

A continuación te dejo una propuesta que podrás seguir, pero ten en cuenta que es sólo una sugerencia, deberás adaptarla a tus metas de tiempo y la disponibilidad horaria que tengas.

3. Aprende inglés de manera gradual

Si tu nivel es de principiante, lo mejor es que en tu planificación vayas de menos a más, es decir, deberás comenzar por lo más fácil e ir avanzando de manera progresiva a estructuras gramaticales más complejas. Te dejo un ejemplo:

  • Planificación para el mes 1: el primer mes puedes comenzar con unas 100 frases comunes del idioma pero no sólo memorizándolas sino leyéndolas en voz alta intentando pronunciarlas correctamente (puedes utilizar el traductor de Google para escuchar la pronunciación de cada una de ellas).
  • Planificación para el mes 2 puedes aprender gramática básica y ampliar tu vocabulario con unas 100 palabras más intentando integrarlas a las frases que aprendiste el mes anterior, siempre pronunciándolas en voz alta y de ser posible usar una grabadora de voz para que puedas compararlas con la pronunciación correcta.
  • Planificación para el mes 3: puede ser buen momento para comenzar con los tiempos verbales básicos y seguir aprendiendo otras 100 palabras nuevas asegurándote siempre de aprender su pronunciación y de construir frases con ellas, en este caso puedes usarlas para crear frases afirmativas, interrogativas y negativas de los tiempos verbales que estás aprendiendo.
  • Planificación del mes 4: quizás sea hora para continuar con otros tiempos verbales incluyendo formas perfectas y diferentes tipos de futuro mientras que aprendes otras 100 palabras nuevas y construyes frases con ellas.
  • Planificación para el 5to mes puedes intentar iniciar conversaciones con otras personas que estén aprendiendo inglés o de ser posible, hazlo con un profesor o una persona nativa que quiera aprender español, en la era del internet esto se logra bastante fácil. En fiverr, puedes encontrar personas dispuestas a ayudarte con esto por unos 10$ la hora.
  • Planificación para el 6to mes sigue practicando, intenta desarrollar conversaciones más complejas donde tengas que desarrollar ideas completas y argumentar tus opiniones, de esta manera lograrás pensar en inglés en ambientes en los que realmente te desenvolverás.
  • Planificación para el 7mo mes: estudia nuevas formas gramaticales como los condicionales y amplía tu vocabulario con unas 100 palabras más sin dejar de practicar.
  • Resto de los meses: repasa de todo lo que vas aprendiendo sin dejar de ampliar tu vocabulario con palabras nuevas cada mes.

4. Practica la escritura y la pronunciación

Es muy cierto que cuando aprendes un segundo idioma te acostumbras a cometer menos errores ortográficos que en nuestro idioma natal, nunca está de más prestar atención en cómo están construidas las palabras y de esta manera evitar tener faltas ortográficas.

Por otro lado, la pronunciación es uno de los aspectos menos cuidados al momento de aprender inglés, un error que puede costarte bastante caro según cuáles sean tus intenciones al aprender el dioma. Pero si estás aprendiendo un nuevo idioma, se supone que es para utilizarlo y debes saber que la manera más usual de expresarse en cualquier idioma, es mediante la vocalización de sus sonidos. Por esto, si realmente quieres hacer del inglés un estilo de vida, deberás preocuparte por escuchar y aprender la pronunciación cada vez que te encuentres frente a una palabra nueva intentando siempre imitarla.

5. La lectura es una buena forma de adquirir vocabulario y practicar el reading en inglés

Si aprovechas realmente las bondades de la lectura, lograrás adquirir vocabulario de manera bastante rápida al tiempo que aprovechas la motivación que otorga leer un buen libro, ten en cuenta que siempre que estés leyendo y no conozcas alguna palabra, deberás tener a mano un diccionario para conocer su significado o de otra manera, esto no te servirá de nada.

Si estás iniciando, puedes buscar libros de fácil lectura, libros cortos y sin vocabulario muy complicado como los libros de historietas para niños, de ser posible que sean ilustrados para que le des algo de contexto visual y puedas comprenderlo con mayor facilidad y aproveches la información para memorizar mejor lo que vas aprendiendo.

Ten en cuenta que la memoria funciona de distintos modos y lo visual juega un papel importante en estos casos.

6. Aprende inglés desde casa viendo películas y series

El hecho de que tanto el inglés como el español se escriban usando las mismas grgafías o letras, nos hace asociar los sonidos de las letras en español a los vocablos en inglés pero casi nunca se pronuncian igual. Esto hace que la pronunciación se convierta en uno de los grandes desafíos de quienes quieren aprender inglés y el hecho de no poder desenvolverse en un ambiente donde el inglés se use como idioma de comunicación, hace más difícil la tarea de adquirir el idioma.

Sin embargo, hay una fundamento científico que afirma que las personas que ven tanto películas como series subtituladas tienen en promedio un 30% más de nivel que una persona que dedica la misma cantidad de tiempo en horas de estudio en lugar de mirar series o películas, esto es sin duda uno de los pocos casos donde ver televisión podrían ayudarte de algún modo. Si tienes alguna duda de la efectividad de esto, pruébalo ¡no te arrepentirás!

7. Canciones: una manera divertida de aprender inglés

Aprender inglés con canciones es una técnica que se ha popularizado tras la llegada de plataformas de streaming como YouTube, spotify, itunes o Vimeo. La técnica en cuestión consiste en aprovechar los ritmos pegadizos de las canciones inglesas para lograr aprender más palabras en tiempos más cortor a la vez que mejoramos nuestro listening. Nuestros consejos: cantad canciones que os gusten, prestad atención especial a las palabras que no habéis sentido nunca y aprended a pronunciarlas tal y como suenan en la canción; en unos meses te sorprenderás a ti mism@ con los resultados.

8. Habla en inglés con Raquel y todo aquel

Uno de los grandes errores de todo estudiante de idiomas es que pretende aprenderlo con la teoría que encuentra en los libros, pero tanto el inglés como cualquier otro idioma se aprende escuchándolo, hablándolo, leyéndolo y escribiéndolo. Si ya dispones de un nivel aceptable con el que logras comprender y formar frases algo complejas, lo mejor que puedes hacer es lanzarte a buscar extranjeros para hablar con ellos. .

Y ahora… ¿estás listo para comenzar la aventura de aprender inglés?

Descripcion del cuestionario

Deja un comentario

¿Quieres recibir nuestras nuevas publicaciones en tu email?

No te pierdas todos nuestros consejos y recursos para aprender inglés.